jueves, 30 de octubre de 2014

Error de principiante

Doña se equivoca

HÉCTOR MUÑOZ. MÁLAGA


El recién nombrado gerente de los dos principales hospitales de Málaga, Carlos Haya y Clínico, asegura que actualmente se contrata más personal sanitario que en 2013, y se queja de que “el absentismo laboral en todas las categorías profesionales casi se ha doblado con respecto al año anterior”, según informa el diario Sur de Málaga. Estas declaraciones se producen a raíz del conflicto planteado por los enfermeros de urgencias y UCI del hospital Carlos Haya, que denuncian la falta de personal en algunos turnos y reclaman la cobertura de los puestos vacantes.


Tras la destitución de la anterior gerente, Carmen Cortés, y el nombramiento de José Luis Doña en su lugar, las valoraciones de la prensa se condujeron en el sentido del "talante negociador y conciliador" del nuevo responsable. Poco tiempo ha sido necesario para desmentir tal cualidad: ha llamado absentista a todo un colectivo profesional.
Convendría en este punto, mirar el significado de “absentismo” en el Diccionario de la RAE: “Abstención deliberada de acudir al lugar donde se cumple una obligación”. Como se puede comprobar, no incluye las bajas laborales. Esto quiere decir que si hay personas que se ausentan del trabajo sin una explicación, no se les paga su salario; se le abona a otro que le sustituye. ¿No? Seguramente que el nuevo gerente no pretendía poner en duda la integridad de los médicos que dan las bajas o la de los inspectores que las revisan. ¿Verdad?
No voy a entrar en la dotación de plantillas, porque el primero que conoce esas deficiencias es él. Si dice lo contrario, miente. El caso es que Doña se ha equivocado. Es de suponer que en su gabinete de comunicación no deben andar muy contentos. Comenzar la gestión de una enorme institución pública cuestionando a los cuatro vientos la profesionalidad de sus empleados, no parece una buena forma de mejorar la imagen del hospital hacia el exterior, ni la suya al interior.

José Luis Doña, nuevo gerente de los hospitales Carlos Haya y Clínico de Málaga. / SUR

Da la impresión de que Doña se ha venido arriba con el nuevo cargo. Conozco muchas cosas y puedo entenderlo. Su actitud está siendo imprudente y no hace honor a las tablas que se le suponen a todo un profesional de los despachos. No faltará quien le de un pescozón desde Sevilla. Es más, con este desafortunado comienzo no creo que esté de gerente ni la mitad del tiempo que ha sobrevivido como subdirector. Le recomiendo que guarde la foto de esta noticia, hecha en el Clínico, para recordar el día que dijo lo que nunca debió de decir.

3 comentarios:

  1. Mejor comentario no se puede hacer pues la obviedad y la sensatez cantan por sí solas ..efectivamente se equivoca y no retractarse vislumbra la calidad humana de este señor. ..está jugando con fuego y se va a quemar...

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena Héctor !!!!, divinas tus palabras: " dijo lo q nunca debió de decir "

    ResponderEliminar
  3. El principio de Peter o principio de incompetencia de Peter, está basado en el «estudio de las jerarquías en las organizaciones modernas», o lo que Laurence J. Peter denomina «hierachiology» («jeraquiología»).
    Afirma que las personas que realizan bien su trabajo son promocionadas a puestos de mayor responsabilidad, tal que cuando no pueden formular ni siquiera los objetivos de un trabajo, alcanzan su máximo nivel de incompetencia. Este principio, formulado por el catedrático de ciencias de la educación de la Universidad del Sur de California en su libro The Peter Principle, de 1969,2 afirma que:

    En una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia: la nata sube hasta cortarse.
    Laurence J. Peter

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.