lunes, 29 de agosto de 2016

La banda de los tragallones


La banda de los tragallones

HÉCTOR MUÑOZ. MÁLAGA

Son 86 pelotas acomodados, cobardes hasta la náusea, rastreros y rastreras sin vergüenza ni dignidad. Los 86 que han firmado el comunicado publicado en el diario Sur, desmintiendo las denuncias de los sindicatos y de los profesionales sobre la desastrosa gestión de los hospitales de Málaga, son un retrato en blanco y negro —más negro que blanco— de una Andalucía miedosa y servil que se vende por unas pocas monedas.
Porque la mayoría de éstos lo único que tienen que defender es un turno fijo de mañana y algunos eurillos de más al mes. Alérgicos al trabajo en las trincheras, temen perder la posición de poder —por otro lado vacua y ridícula— si contrarían al amo.
Profesionales del mismo 'equipo de gestión', en nombre del cual sale este comunicado, aseguran tener conocimiento de, al menos, dos personas que se han negado a rubricarlo, y que el procedimiento ha sido el de presentarles el documento con la lista de todos los posibles firmantes, ya elaborada: «Os hemos puesto a todos, y los que no quieran firmar que lo digan». ¡Cómo recuerdan estos métodos a los de tiempos pretéritos!
Según las mismas fuentes, muchos de los 86 mostraron en privado su desacuerdo con el contenido del texto pero accedieron a firmar por temor; así mismo, creen que detrás de esta maniobra propagandística está la mano del director de enfermería, Cipriano Viñas Vera cargo que ostenta desde hace muchos años, cuya fidelidad a la Consejería de Salud y sus desencuentros con el principal sindicato de enfermería —Satse— son de sobra conocidos en el hospital Carlos Haya de Málaga. En la web del centro están el resto de gerifaltes del dichoso 'equipo de gestión', aunque no está actualizado.*

*Desde el día 1 de julio de 2016, la subdirectora de Enfermería del hospital Clínico, hospital Marítimo y CARE San José Obrero es Erika Motoro, en sustitución de Concepción Cruzado Álvarez, según ha manifestado ésta última a El Vaso Canopo.
Organigrama de directivos                                                                                                      Fuente: web del hospital Carlos Haya


Además, son tan torpes, tan chapuceros, tan carentes de la más mínima señal de independencia intelectual, que no han podido dejar de incluir en el comunicado la cansina consigna del SAS: «Reiteramos a la población, una vez más, que la atención en los hospitales de Málaga está totalmente garantizada». ¿Es o no es para vomitarles en la cara?
En el curso de un verano plagado de manifestaciones y evidencias sobre el desastre de la atención sanitaria en Andalucía, este comunicado viene a revolver, aún más, el ánimo de miles de trabajadores, que constatan cómo 86 de sus propios compañeros —que lo son, aunque traten de distinguirse con su tarjetita identificativa a modo de matrícula o sus impolutas batas entreabiertas que dejan ver sus variadas prendas de vestir— se prestan para pertrechar una abominable traición a sabiendas de que lo es. Lo cual es mucho peor todavía.
El daño que hacen al bien público no es baladí. Porque son ellos y ellas, precisamente, los que deberían liderar las denuncias, aun a riesgo de sus cargos y sus privilegios. Aunque es lícito exigir que se publique la lista de estos 86 tragaldabas, no habrá de ser ardua la tarea de conocerlos. De hecho, ya lo son. No son tiempos de linchamientos, mas tendrán que bajar la mirada al cruzarse con más de uno.

Y que no olviden que son solo 86, frente al clamor de miles; que solo son… una banda de tragallones.

10 comentarios:

  1. Deberían sumarse las horas trabajadas con pacientes reales y no con papeles y burocracia de estos 86 "sanitarios" en los últimos años. Seguro que los resultados sorprenderían a más de uno y sonrojarían a todos
    Al documento de firma le faltó un asterisco
    * Los abajos firmantes reconocen un claro conflicto de intereses

    ResponderEliminar
  2. Te felicito por el articulo,muy claro y valiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la lectura y por tu comentario. Un saludo cordial.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Pues sí, pero en mi opinión ya es hora de denunciarlo. Gracias por el comentario. Un saludo.

      Eliminar
  4. Hola Héctor, te agradecería que actualices el cuadro de mando de la Dirección de Enfermeria. Soy Conchi Cruzado y desde el 1 de julio no soy Subdirectora de Enfermeria.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aclaración, que haré constar en el texto y lo reseñaré en Facebook que es el canal por donde mayormente se difunden los contenidos de El Vaso Canopo. En cuanto a lo de actualizar el dato, la imagen que ves en el artículo es una captura de pantalla (en negativo para su mejor visualización) de la página web del hospital; serán ellos los que tengan que actualizarla, porque acabo de mirarla y tu nombre sigue ahí. Con esto también quiero decirte que no he tenido ninguna responsabilidad en el error, puesto que se supone que el organigrama directivo de un hospital tendría que estar puesto al día de forma inmediata; es una fuente oficial que, teóricamente, debería ser de alta credibilidad, como así lo pensé yo.
      Dicho lo cual, y para ampliar la información, me gustaría saber quién te ha sustituido y si tú sigues en algún cargo intermedio. Mi correo electrónico es hemumald@gmail.com, por si prefieres mayor confidencialidad. Espero tu respuesta para hacer las rectificaciones mencionadas con la mayor premura posible.
      Gracias de nuevo y un saludo cordial.

      Eliminar
  5. Buen artículo , que no solo denuncia la situación de la sanidad sino que denuncia los que pegados a las estructuras de poder no saben más que parásitar y evitar El Progreso y desarrollo de un sistema basado en la calidad , esfuerzo h transparencia

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo contigo. Gracias por tu lectura y tu comentario.

    ResponderEliminar